miércoles, 30 de noviembre de 2011

El sentido del olfato


Los ejercicios sensoriales se relacionan con el desarrollo y el refinamiento de los cinco sentidos, agudizando por lo tanto el intelecto y el dominio del niño. 

El olfato se educa con varios ejercicios. Podemos invitar a los niños a oler diferentes aromas y a reconocerlos.

Nosotros en casa, desde que los niños son muy pequeños,  siempre realizamos ejercicios de este tipo.
Llenamos diferentes botes con perfumes y jugamos a diferentes juegos.

Los perfumes variaban de una vez a otra y también el tipo de juego. Aquí entra vuestra imaginación, y por supuesto, la gran imaginación de los niños. En casa siempre andan inventando.

Los contenidos son muy variados, unas veces los llenan con algodón impregnados con perfume, otras con zumo de frutas, aceites, jabones…

Los juegos van desde adivinar lo que contienen, hacer parejas con botes llenos con el mismo olor,…

La semana pasada estuvimos recogiendo plantas aromáticas. Y de nuevo la imaginación de los niños para proponer…




Como andamos reforzando el tema de la lectura…Propusieron mezcla de juegos. El juego consiste en quitar todas la tapas y colocarlas en otro lugar. Oler uno de los botes sin mirar, pare que el sentido de la vista no les ayude, ya que saben diferenciarlas por la hojas.  Ir al lugar donde están las tapas leerlas hasta encontrar la correcta y colocarla. Lo mismo hasta colocar todas las tapas.




Luego podemos comprobar si lo han hecho correcto mirando el contenido del bote.

Sencillo y divertido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada