martes, 6 de diciembre de 2011

Lectura familiar


En casa practicamos, lo que nosotros llamamos lectura familiar. Desde antes de su nacimiento compartimos con nuestros hijos el tiempo de lectura.

Ya desde antes de quedar embarazada, el papá y yo, compartíamos la lectura de libros. Para mí no hay nada mejor que compartir la lectura de un libro. Incluso recuerdo contagiar con la lectura a un grupo de amigos y compartir  un libro durante unas vacaciones.

¿Por qué no compartir con ellos esos momentos tan maravillosos?
Haciendo una "mala" comparación,  a quien no le gusta, cuando ve una película, el poder ir compartiendo opiniones, emociones, críticas, sobre lo que ven, y al final recordar y comentarla. Multipliquen por 10.000 ó 100.000 ó 1.000.000 esa sensación.
Cuando los niños eran pequeños seleccionábamos cuentos pequeños para que la lectura fuera más divertida, podía  ver el principio y el final de una vez.
Conforme los niños iban creciendo los libros también crecían.
Este fue el libro favorito de mi hijo durante mucho tiempo.

No podría deciros cuantas veces nos hemos leído este libro. Pero diría que miles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada